La historia de parto de Aida

Parto:

Parto Natural

Gestación:

Curso:

Pack digital hipnoparto

La historia de parto

Text en català

Quan vaig saber que estava embarassada, la primera cosa que em va venir al cap va ser la por al part (sempre havia dit que mai tindria fills perquè em feia pànic parir) i, òbviament, un dia el desig de ser mare superava la por al part… llavors vaig decidir que havia de fer alguna cosa perquè volia que el moment del naixement del meu fill fos màgia i no por.

Vaig començar a buscar informació i vaig trobar a la Paula de myBabymyBirth a les xarxes socials parlant de l'hipnopart i vaig decidir fer el curs.

El dia 3 d’Agost a les 6 de la matinada vaig tenir la primera contracció de part, i dic de part perquè de contraccions feia més de 15 dies que en tenia, sobretot a la matinada. Em vaig tornar a ficar al llit fins a les 7, ja no podia dormir, sabia que estava de part i estava emocionada. Vaig esmorçar i vaig començar a enllestir les bosses de l'hospital del meu home i meva, i revisar la del nen perquè no hi faltés res. Cada cop les contraccions s’anaven intensificant, em vaig anar a dutxar i vaig anar a passejar, amb moltes dificultats perquè havia d’anar parant tot sovint… vaig decidir tornar a casa, agafar la pilota, posar de fons la meva pelicula preferida i obrir l’aplicació ONA i… sorpresa… les contraccions eren cada 3 minuts. Truco al meu home i li dic que vingui que hem de marxar al hospital. A les 14h arribem a l'hospital i em diuen que havia borrat el coll de l’úter i que estava dilatada d'1cm, que ja que vull un part natural vagi a casa i torni més tard quan tot estigui mes avançat. Vaig a casa, dinem i la cosa sembla que es va intensificant força, a les 19:30h tornem a l’hospital i ens ingressen, estic dilatada de 5cm, m’omplen la banyera, sala a les fosques i música relaxant de fons (un luxe). Al cap d’unes hores de moltes contraccions, em comenten les llevadores que estic “encallada als 7cm” possiblement per una mala posició del peque, em conviden a sortir de l’aigua i fer diferents canvis posturals, els demano tornar a l’aigua i al cap d’una hora ja estava en completa. Surto de l’aigua i em poso en cuclilles, dos apretades i se’m trenca la bossa, entra la ginecòloga i m’explica que el meu fill està patint una mica, que a cada contracció li baixen les pulsacions. Amb les següents contraccions començo a empentar fort i després de 3 o 4 “pujos” em posen el meu fill a sobre, venia amb una volta de cordó i un nus real al cordó… Eren les 03:14h del dia 4 d’agost, 21 hores després des de l’inici tenia el meu fill i havia tingut el millor part del món, respectat, al natural i sense epidural, tal i com jo volia. 3h de pell amb pell, inici lactància materna i felicitat en estat pur.

Moltes gràcies Paula per empoderar-me i donar-me la confiança per viure el moment més salvatge de la meva vida. Gràcies a tu podré tenir-ne sempre el millor record.

Una abraçada

Aida


---------------------------------


Texto en castellano

Cuando supe que estaba embarazada, lo primero que me vino a la mente fue el miedo al parto (siempre había dicho que nunca tendría hijos porque me daba pánico parir) y, obviamente, un día el deseo de ser madre superaba el miedo al parto... entonces decidí que tenía que hacer algo porque quería que el momento del nacimiento de mi hijo fuera magia y no miedo.

Empecé a buscar información y encontré a Paula de myBabymyBirth en las redes sociales hablando de hipnoparto y decidí hacer el curso.

El día 3 de agosto a las 6 de la madrugada tuve la primera contracción de parto, y digo de parto porque hacía más de 15 días que tenía contracciones, sobre todo de madrugada. Me volví a meter en la cama hasta las 7. Ya no podía dormir, sabía que estaba de parto y estaba emocionada. Desayuné y empecé a terminar las bolsas del hospital de mi marido y mía, y revisar la del niño para que no faltara nada. Cada vez las contracciones se iban intensificando más, me fui a duchar y fui a pasear, con muchas dificultades porque tenía que ir parando a menudo... decidí volver a casa, usar la pelota de pilates, poner de fondo mi película favorita y abrir la app ONA y ... sorpresa ... las contracciones venían cada 3 minutos. Llamo a mi marido y le digo que venga que debemos ir tirando hacia el hospital.

A las 14h llegamos al hospital y me dicen que había borrado el cuello del útero y que estaba dilatada de 1cm, que ya que quiero un parto natural vaya a casa y vuelva más tarde cuando todo esté más avanzado. Voy a casa, comemos y la cosa parece que se va intensificando. A las 19: 30h volvemos al hospital y nos ingresan, estoy dilatada de 5cm, me llenan la bañera, sala a oscuras y música relajante de fondo (un lujo). Al cabo de unas horas de muchas contracciones, me comentan las comadronas que estoy "estancada a los 7cm" posiblemente por una malposición del peque. Me invitan a salir del agua y hacer diferentes cambios posturales, les pido volver al agua y al cabo de una hora ya estaba en completa. Salgo del agua y me pongo en cuclillas, dos pujos y se me rompe la bolsa, entra la ginecóloga y me explica que mi hijo está sufriendo un poco, que con cada contracción le bajan las pulsaciones. Con las siguientes contracciones empiezo a empujar fuerte y después de 3 o 4 "pujos" me ponen mi hijo encima, venía con una vuelta de cordón y un nudo real al cordón... Eran las 03: 14h del día 4 de agosto, 21 horas después desde el inicio tenía a mi hijo y había tenido el mejor parto del mundo: respetado, natural y sin epidural, tal y como yo quería. 3h de piel con piel, inicio de lactancia materna y felicidad en estado puro.

Muchas gracias Paula por empoderarme y darme la confianza para vivir el momento más salvaje de mi vida. Gracias a ti podré tener siempre el mejor recuerdo.

Un abrazo

Aida