top of page
Buscar
  • Paula

Plan de parto: cómo hacerlo y qué incluir

Un plan de parto es un documento donde presentas tus preferencias de parto por escrito: lo que quieres y lo que no quieres. El plan de parto (o preferencias de parto) es un documento legal donde expones tus preferencias de parto y nacimiento de tu bebé.

Nos gusta más hablar de preferencias de parto pues creemos que tiene más sentido, ya que son tus deseos iniciales sobre el parto.


Escribir tu plan de parto te ayudará a darte cuenta de lo que es importante para ti el día del nacimiento de tu bebé pues te obliga a informarte, leer y a tener conversaciones con el personal sanitario con antelación.


Hacer un plan de parto no significa encerrarnos en nuestro parto soñado, no significa perder el tiempo. Significa afrontar el parto informada, empoderada y armada con recursos para navegar nuestro parto y tomar las decisiones que sean más adecuadas para nosotras y nuestros bebés.


¿Por qué es importante preparar tu plan de parto? Es importante tanto para ti, como para tu acompañante de parto y el personal sanitario. Quizá tú tienes ideas claras de cómo quieres ciertas cosas pero es igual de importante que tu acompañante se familiarice con tus preferencias para poder apoyarte y tener una conversación con el personal sanitario si hace falta.

Y es clave para el personal sanitario disponer de tu plan de parto para poderte ayudar a que tengas una experiencia lo más parecida a tus expectativas.

¿Cuándo se debe entregar un plan de parto?

Escribir tus preferencias con antelación evitará comunicar tus preferencias de parto ese día, momento en el que te sientes más vulnerable y quieres evitar conversaciones para poder concentrarte en el proceso del parto.

Puedes entregarlo durante una visita con tu comadrona o ginecólogo/a sobre la semana 32-36 de embarazo.

¿Cómo escribir un plan de parto?


Tienes tres opciones:


1) Usar una plantilla predeterminada.

En este link te podrás descargar nuestra plantilla de plan de parto. Esta plantilla es la que usan la mayoría de alumnas que hacen el curso de hipnoparto de myBabymyBirth®.

También te puedes descargar aquí la plantilla de plan de parto del Ministerio de Sanidad que es muy completa y te da mucha información sobre tus opciones.


2) Crear tu propio plan de parto. Puedes escribir tus preferencias con el papel y estilo que tú quieras. Puedes hacerlo con dibujos, con letras, en formato carta, puede ser corto o extenso,... Es tu plan de parto y tú decides cómo hacerlo.


3) Usar una plantilla del hospital. Algunos hospitales tienen su propia plantilla donde haces tick a las casillas que te interesan. Es una opción muy válida pero en este caso te aconsejamos que mires otras plantillas simultáneamente y que te informes, ya que en algunas ocasiones estas plantillas están un poco sesgadas dependiendo de las políticas del hospital que no siempre coincidirán con tus preferencias.


¿Puedo cambiar de opinión sobre mis preferencias de parto?


Puedes cambiar de idea ese día sobre cualquier cosa que hayas escrito en tu plan de parto, según como te encuentres y el desarrollo de tu parto ¡Nadie te va a decir que escribiste algo diferente en tu plan de parto!


¿Qué información recogen las preferencias de parto? Expresas tus preferencias, necesidades, deseos y expectativas sobre el proceso del parto y nacimiento; TODO LO QUE ES IMPORTANTE PARA TI ESE DÍA

Piensa en tus preferencias, en un escenario ideal ¿Cómo quieres darle la bienvenida a tu bebé? Infórmate, haz preguntas ¡Es tu cuerpo, tu parto y tu bebé! ¿Conoces el protocolo del hospital donde darás a luz? ¿Hay algo que no te encaje? Recuerda, los protocolos no son leyes.


Algunas ideas que quizá quieres incluir en tus preferencias de parto:

  • ¿Quién quieres que esté contigo? Incluye quién será tu acompañante o acompañantes si tienes la opción de tener más de uno.

  • ¿Tienes alguna condición o requisito especial que debas considerar o comunicar?

  • ¿Cómo vas a crear un entorno favorable al parto? ¿Quieres que haya luz tenue en el paritorio o donde vayas a dar a luz? ¿Quieres que haya silencio? Recuerda que es muy importante crear un entorno en el que te sientas relajada.

  • ¿Hay alguna palabra que prefieras no utilizar? En hipnoparto hablamos de intensidad en vez de dolor y de olas en vez de contracciones porque el lenguaje afecta a cómo nos sentimos. Si prefieres que no se utilice alguna palabra ponlo en tu plan.

  • ¿Quieres una epidural? ¿Quieres que te ofrezcan algún método de confort como la epidural o prefieres pedirlo tú misma si lo necesitas?