Paula postparto_edited_edited_edited.jpg
crecer_web_RGB-white.png

Postparto inmediato

Entrevista con Susana Cerdán, comadrona y asesora de lactancia @centro_maternalia

Sobre Susana y Centro Maternalia

En este Crecer hablamos con Susana Cerdán sobre postparto inmediato. Susana es matrona y asesora de lactancia de Centro Maternalia.

El equipo Centro Maternalia se encuentra en Pamplona donde se ocupan de todo lo referente a la maternidad desde antes de la concepción, el embarazo, postparto y crianza.

Susana nos explica qué esperar a nivel físico y emocional en los primeros días después de dar a luz, algunos consejos para llevarlo mejor y el rol de nuestra pareja. 

Crecer - Posts Nov 2021 (3).png

¿Qué cambios experimentamos en el postparto tanto física como emocionalmente?

Por mucho que nos preparemos, la vida cambia al llegar nuestro bebé, y estos cambios llegan de golpe, tanto a nivel físico como emocionalmente. Una experiencia positiva de parto y empoderadora facilita muchísimo este proceso. Si en cambio el parto ha sido una experiencia dura, no lo tenemos completamente interiorizado o incluso no hemos sido partícipes en el proceso del parto, vamos a tener unos primeros días más complicados.

A nivel físico hay un gran reajuste hormonal. Cuando la placenta se desprende las hormonas que habían estado retenidas a niveles muy bajos se desencadenan como cuando estamos en "estado normal", es decir, no embarazadas. Entonces el cuerpo cambia su prioridad a cuidar la “cría”, principalmente produciendo leche. 

 

Es importante saber escucharte, ¿Cómo me siento? Escuchar a tu cuerpo. Y sobre todo no tener prisa en recuperarte, al principio la recuperación es estar muchas horas tumbada.

 

A nivel emocional es normal pasar por un proceso llamado “baby blues” que aparece entre el tercer y el séptimo día del parto. Este es un periodo donde nos cuesta controlar nuestros sentimientos. Es normal, y suele durar unos días. Es distinto de la depresión postparto. Aquí el papel de la pareja es fundamental para ver el estado de la madre: ¿Reconoce a su bebé? ¿No quiere levantarse de la cama? Si la pareja nota algunas de estas señales y no la acaba de reconocer es importante pedir ayudar. Es normal sentirse triste unos días, además que se junta el sentimiento de agotamiento y de cansancio, pero es diferente pasar por los "baby blues" que tener una depresión postparto.

¿Qué pasa con mi deseo sexual?

A nivel hormonal hay que entender que la prioridad de tu cuerpo es la lactancia. En este periodo por ejemplo las hormonas “sexuales” están por los suelos; la lactancia afecta el deseo sexual, incluso a sequedad vaginal. La prioridad del cuerpo ahora no es reproducirse, es mantener este bebé con vida. Entender este proceso, tanto tú como tu pareja, es normalizar que quizá el sexo no apetece, con lo cual ya no sientes que algo falla sino que es parte del proceso natural y tiene sentido.

Además hay que tener en cuenta que la lactancia es a demanda. El estómago del bebé es minúsculo y el bebé se debe ir saciando cada poquito rato. Sin ello no se produciría la subida de la leche.

¿Tienes algún consejo para las primeras semanas postparto?

Un buen asesoramiento o buenos consejos son importantes en este momento. Pero sobre todo tener apoyo, alguien a tu lado que te de ánimo y te diga que lo estás haciendo bien.  Porque a veces, con toda la buena fe, las personas cercanas a ti pueden estar mal informadas o han tenido una mala experiencia. Tener una o dos personas que sean tus pilares o personas de confianza en las que apoyarte cuando tengas dudas para tomar decisiones importantes en este periodo puede ser de gran ayuda. Hay que tenerlo pensado de antemano.

 

Buscar por tu zona grupos de lactancia para encontrar este apoyo y otras mamás que están pasando por esta misma experiencia puede ayudarte mucho.

 

A veces piensas que no estás haciendo nada porque por ejemplo no has recogido la cocina. Es que tu labor ahora es CRIAR A TU bebé. La mejor ayuda que puedes tener es que te ayuden a ti, que tengas un entorno cómodo y relajado. El mejor regalo es a lo mejor que te traigan la comida o que te pasen la aspiradora. Hay culturas que durante la cuarentena no te dejan hacer nada, solo criar a tu bebé y de lo demás se encarga tu familia o comunidad. 

Sangrado en la cuarentena

Los primeros tres o cuatro días es un sangrado bastante abundante incluso se pueden hacer coágulos y es normal. Hay que usar esas bragas de rejilla grandes. Luego ya es más como una regla. Suele durar de dos a tres semanas. Luego es más flojo, incluso puede detenerse y luego volver a ser más abundante, también es normal, dentro de la cuarentena.

Las contracciones debidas a que el útero se va contrayendo pueden ser muy dolorosas. Sobre todo lo notas cuando el bebé succiona el pecho. Y es normal notarlo más en un segundo o subsecuente parto. 

¿Cuándo es normal que vuelva la regla?

Hay mujeres que no tendrán la regla hasta que dejen de dar de mamar pero en cambio otras sí. Depende de las hormonas y en los dos casos es normal.

¿Cómo podemos tratar los desgarros?

Si se ha producido un desgarro puede dar molestias los primeros días. Pero es peor si se ha realizado una episiotomía. La recuperación es más compleja en el segundo caso.

Siempre recomiendo que en cuanto salten los puntos vayas en seguida a una fisioterapeuta especialista en suelo pélvico para que te trate esa cicatriz, ya que a partir de esa cicatriz puede haber complicaciones posteriores o dolor y eso no es normal, no hay que normalizar ningún dolor en esa zona. 

 

Para el desgarro se recomiendo lavarse con agua templada y luego limpiar con una toallita suave a toquecitos.

Si hay inflamación empapar un poco una compresa de algodón con una infusión de tomillo y cola de caballo por sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Ponerla un poco antes en la nevera. 

 

Otra fórmula que recomendamos en hipnoparto es poner unas gotitas de aceite esencial de lavanda, aceite del árbol del té y gel de aloe vera en una compresa postparto. También ayuda a desinflamar y cicatrizar la zona cuanto antes.

¿Qué diferencia podría haber entre un primer posparto y un tercero?

Igual que no hay un embarazo igual que otro, o un parto igual que otro, tampoco el posparto es igual. Entre otras diferencias, tenemos a nuestros hijos mayores en casa y nos tenemos que adaptar todos. La mayor diferencia es el sentimiento de culpa que te invade por no poder dedicarle/s a tus otros hijos el tiempo que les dedicabas antes.

 

Hay que aprender a soltar responsabilidades y pedir ayuda a tu pareja o alguien allegado. También necesitas dedicarle algún ratito a solas a tus otros hijos. Por otro lado, puedes involucrarlos en el cuidado del nuevo bebé para ir creando vinculo y que ayuden en el proceso

¿Cómo crear vínculo entre el papá o pareja con el bebé?

Al principio el padre / madre puede no sentir este vínculo tan fuerte con el bebé. Hasta que ellos o ellas puedan pasar tiempo con sus bebés y hacer cosas juntos. Y esto es normal y hay que hablarlo, no hay que avergonzarse ni tampoco tienen que sentirse culpables. Con los días, esto irá evolucionando y cambiando.

 

Ellos han de entender que su rol es super importante, que hay muchas cosas que sí pueden hacer, tanto con el bebé como darle el baño, hacerle hacer el eructo o portearlo, como en la casa limpiando, cocinando,...

 

Las parejas tienen un rol vital en todo el proceso y les ayuda mucho el darse cuenta que tienen su parte de responsabilidad en el proceso.

¿Cuándo puedo empezar a hacer ejercicio? ¿Y qué tipo de ejercicio?

Primero, debido a las hormonas, el suelo pélvico todavía está muy laxo durante las cinco o seis primeras semanas. Entonces podemos hacer algún ejercicio muy suave de tonificación o andar, pero siempre después de esa cuarentena.

 

Recomiendo en ese momento hacerse una valoración pélvica completa. Se valorará el diafragma, se valorará la zona abdominal, la funcionalidad de los músculos, la sinergia que tienen con el suelo pélvico y el propio suelo pélvico. Después de esto podrás valorar si puedes hacer ejercicio con más o menos impacto. 

¿Cómo implementar la lactancia mixta?

Intentar como mínimo el primer mes exclusivamente leche materna. Luego mejor con la propia leche materna poco a poco en el biberón. Hay que organizarse para mantener algunas tomas directamente del pecho y otras de extracción. De esta manera es más fisiológico y asegura que podamos mantener la lactancia materna.

¡Muchas gracias Susana!

Os recomiendo visitar la web o Instagram de Centro Maternalia.