La historia de parto PVDC de Anita 

Parto vaginal después de cesárea, en hospital, segundo embarazo, hipnoparto

Alumna pack digital de hipnoparto

Inicié el curso de myBabymyBirth porque quería agotar todos los recursos y probar a lograr mi PVDC (parto vaginal después de cesárea). Hace 3 años y medio tuve un parto muy traumático, fue una cesárea necesaria pero por culpa de un parto NO respetado... fue una inducción que terminó con anestesia general y una anemia que me dejó en cama muchos días!

 

Empecé el curso y me di cuenta que tenía muy poca información y de que nadie nos explica lo mágico que puede ser dar a luz, de que estamos preparadas para ello y que el dolor, si lo aprendes a respetar y tolerar, forma parte de dar vida.

 

Me puse en manos de un ginecólogo muy a favor del parto respetado y en ningún momento me dijo que por tener una cesárea anterior yo no podría "parir".

En la semana 40+1 a las 9 de la mañana rompí aguas en casa, llegué al hospital a las 12 ya con contracciones mucho más seguidas y centrándome en las respiraciones del curso a cada momento. Me duché unas 2 veces con agua caliente (muy recomendable) y me puse los auriculares con las meditaciones para relajarme.

 

El curso me dejó claro que si aprendes a escuchar tu cuerpo y te relajas y vas sin miedos, la hormona de la oxitocina te acompañará durante todo el proceso. Dejé que me hicieran un "tacto" porque lo pedí y quise. Nadie puede obligarte. Pasé de 1cm a 4 en unas 2 horas y bajando a la sala de partos en 20 minutos me puse a 7cm.

 

Recuerdo que el dolor era muy intenso pero entre contracción y contracción aprendí a relajarme tanto que incluso me dormía (imagino que eso hizo que mi dilatación fuera más rápida).

Me ofrecieron ponerme la Walking epidural. Acepté porque me dijeron que notaria igual las contracciones y el expulsivo pero que me relajaría un poco... y así fue. Podía moverme sin problemas, las contracciones las empecé a notar en la parte más baja y tenía ganas de empujar. Noté perfectamente lo que se llama el "aro de fuego"... (imagino que las valientes que no se ponen epidural la sensación tiene que ser brutal y mágica). Tener una comadrona que te va susurrando y te acompaña en cada pujo es ideal.

 

Mi hijo nació a las 19.45h de la tarde, hice piel con piel... Solo 2 puntos y una recuperación fantástica.

 

El día del parto todo influye: un buen equipo médico, personal que respete cada decisión que tú quieras tomar, porque lo más importante es confiar en una misma e ir tranquila. Que nadie te diga que no puedes parir porque estamos preparadas para ello ❤.

Anita