La historia de parto natural de Judith 

Parto vaginal natural, en hospital, segundo parto, hipnoparto

Hola Paula, te quería contar que ya nació mi hija. Hice tu curso online y la verdad que me fue muy bien. Me diste tantas herramientas que el parto en total duro 3h desde la primera contracción a que la saque. Fue un poco en plan peli porque no llegué al hospital donde quería parir en agua, Martorell, y estoy en otro. Lo pude hacer natural y respetado, algo menos de lo que me hubieran respetado en Martorell, pero me fueron tan bien tus herramientas que te lo quería decir.

Me fue muy bien las técnicas de respiración y los días antes de relajación. Toda la información referente al parto, me empoderó y yo era capaz de controlar cuál era mi estado durante los últimos días del embarazo. Por ejemplo, era súper consciente de que el parto se quería activar pero que con mi hija pequeña en casa y con lo absorvida y nerviosa que estaba con mi hija, no tenía tiempo para tranquilizarme y tomar el tiempo para ponerme de parto. Así que la llevé a casa de mi madre la noche antes del parto para ponerme de parto. Hice ritual nocturno y por la mañana me puse de parto.

 

La dilatación fue muy rápida, con 2h la tenía hecha, y rompía aguas en mi casa. A partir de ahí todo fue un poco de película americana, la sala de partos de Martorell estaba ocupada y no tenía plan B, y ya había roto aguas y esto significaba (por experiencia con mi primera hija) que salía ya.

 

Y así fue, notaba que ya bajaba y que me tocaba hacer la respiración descendente, pero estaba en casa sola con mi marido. Nos arrepentimos de no tener un parto en casa, porque estábamos súper a gusto. Pero no teníamos opción, teníamos que decidir rápido a qué hospital ir que no estés muy lejos, así que fuimos al Hospital General de Cataluña, donde me habían hecho las primeras visitas y a 2 minutos de casa. Casi la tengo a urgencias o en el coche, locura! Pero nuevamente la preparación, la información y el plan de parto me ayudaron a poder transmitir en un minuto que quería.

Y me lo respetaron. No parí cómo me había imaginado ni con el equipo médico que quería, pero todo fue súper bien porque tenía la información y herramientas necesarias para afrontar todas las decisiones que tenía que tomar en 45 minutos. Desde que rompí aguas en casa hasta que nació Dalia pasaron 45 minutos.

Muchas gracias por todo otra vez!

Judith

©2020 by myBabymyBirth®