La historia de parto natural de Yolanda 

Parto vaginal natural, en hospital, primer parto, hipnoparto

Alumna pack digital de hipnoparto

Hola Paula,

En primer lugar, deseo que hayas pasado una buena semana santa. Nosotros hemos vivido nuestras primeras pascuas con el pequeño Oriol porque nació el jueves 25 de marzo!

Ni en los mejores sueños podría haber tenido un parto más bonito! Oriol ha nacido en el Hospital del Mar y me atendió una comadrona que era un auténtico ángel. Las contracciones habían comenzado a las 2 de la madrugada y después de 4h con las técnicas de hipnoparto en casa decidimos ir al hospital y llegué dilatada de 5 cm! Allí, en cuanto dije que deseaba un parto natural, ya me asignaron la sala preparada para ello y en la bañera estuve unas 3h hasta los 8 cm. En este momento decidimos (usando BRAINS) que la mejor opción era romper la bolsa y dirigirnos rápidamente hacia la fase descendente. No llevar la epidural hizo de esta fase uno de los momentos más vitales, intensos y emocionantes de mi vida. No lo olvidaré. Después de una hora de fase descendente a Oriol y a mí se nos resistía el último empuje... (debemos decir que pesó más de 4kg y 53 cm de altura) ya se le veía la cabeza pero no acababa de salir y ya empezábamos los dos a estar un poco cansados. Fue momento de llamar a la doctora quien, con todo el cariño y respeto, me propuso usar el vacuum para darme este último empuje que faltaba. Así lo hicimos, lo decidimos nosotros tras valorar pros y contras y, dicho y hecho .. con sólo un "golpe de ventosa" Oriol ya nació.

A partir de aquí no hace falta que explique cómo respetan a la perfección el protocolo del piel con piel. Mi más sincera enhorabuena al Hospital del Mar el que se está convirtiendo en uno de los hospitales más respetuosos con la mujer y su parto.

Y, sobre todo, te escribo para darte las gracias profundamente por haberme dado las herramientas necesarias para parir de forma natural, algo que sabía que quería hacer desde hacía tiempo pero que no sabía cómo. Tu curso deja tan claro como afrontar este reto que no hay lugar al fracaso: sólo se necesita confiar en ti misma, en tus instintos y saber utilizar las herramientas que proporcionan en el momento correcto. En mi caso fue clave la respiración y las relajaciones y todo bien acompañado de aceite esencial de geranio y de la playlist que me pasaste en Spotify.

Gracias, Paula. El éxito de tu trabajo es que esta misma noche repetiría sin duda mi parte natural.

Un abrazo y no dejes nunca de ayudar a las mujeres a cumplir su sueño.

Yolanda