La historia de parto natural de Alba

Segundo parto, parto natural, en casa de partos, hipnoparto

Alumna pack digital de hipnoparto

WhatsApp Image 2021-12-31 at 15.51.09 (2).jpeg
WhatsApp Image 2021-12-31 at 15.51.09.jpeg

Relato en castellano (en catalán debajo)

El parto de Ot, 21 de Agosto de 2021.

Quiero empezar explicando que este embarazo lo he llevado diferente, me encontré bastante mal, así que no estuve tan activa. Hice natación hasta que tuve mucho ardor al nadar, debía de estar en el octavo mes cuando paré.

Esta vez no hice ningún curso de parto, sino que decidí prepararme para poder entender el proceso del parto y no sentir dolor. Tenía el recuerdo de que la epidural no me había funcionado, y si esta vez ocurría igual, quería saber cómo conseguir llevar bien el dolor. Así que decidí hacer el curso de hipnoparto de Paula, y qué cambio de paradigma mi forma de pensar.

 

Decidí hacer un parto natural, y tener la información necesaria que debería haber sabido en el primer parto. Considero que en los prepartos que se realiza el curso, no es suficiente ni te haces la idea de lo que vas a vivir.

 

Aquella semana de St Roc, cumplía las 40 semanas, estaba a la espera de toda sensación diferente. Cada cosa que hacía la hacía consciente pensando: será la última vez que haga esto siguiendo siendo 4 en la familia, o estando embarazada. Una mañana me levanté e hice el último baño de verano, donde disfrutaba la playa solitaria de mañana y donde hacía mis “ejercicios de abuela” en el agua que me ayudaban a abrir la pelvis.

Durante todo el embarazo pensaba que tendría Ot en luna llena, y buscando información aquel Agosto tocaba el día 22. Aunque a medida que avanzaba el embarazo tenía la sensación de que quizá se adelantaba. Aquella semana estaba fresca como una rosa, pesada por el peso y el calor, pero encantada de encontrarme bien y con la tranquilidad de que Ot estaba bien y que viniera cuando él quisiera. Ninguna prisa de nada, todo en su momento. La gente me miraba con pena, por la tripa grande, el calor, y alguno se atrevía a decir: pobre, te veo y pienso que mal lo estás pasando. A todos les respondía lo mismo: "no sufras por mí que estoy en la gloria y de salir saldrá". Incluso al médico los comentarios éstos iban generosos, no entiendo qué prisa tiene la gente con los embarazos de los demás. Añadir también que tanto la ginecóloga como su personal se permitían decirme que si estaba demasiado grande, que si seguramente no tenía equilibrio... Además de la “empatía” que tiene la gente a compartir sus embarazos y partos cuando no lo has preguntado. No es agradable cuando te estás preparando mentalmente por el parto que alguien te cuente sus penurias, no señores no ayuda. Menos mal que yo estaba muy mentalizada y no era el primero. En cuanto la escucha era por cortesía, me importaba un pito. Me voy del tema.

 

El viernes 20 de agosto, a las 40+4, me pareció fisurar la bolsa, en mi cabeza sólo me venían recuerdos del parto de Roc, "volveré a repetir lo mismo", "acabaré inducida y con fórceps", "no me sé poner de parto sola", "no quiero que me ingresen y me pongan la vía con antibiótico y acabe igual", "¿por qué me ocurre esto?"...

 

Pedí a mi ginecóloga de la mutua que me mirara si podía ser fisura o no, y me enviaron al hospital que hiciera el parto, ya que yo había decidido no hacerlo con ella, y así me llamarían los protocolos a seguir... (se me quitó de encima, no le interesaba). Los protocolos los sabía perfectamente yo, sabía que si veían que era fisura de bolsa se me quedarían ingresada y con una vía puesta por posible infección.

Eché otro hilo, en la comadrona del CAP, y me atendió con toda su amorosidad, me dijo que para ser más precisión fuese al anochecer a Mataró donde ella hacía guardia de noche, y así lo hice . Las pérdidas eran mínimas. Yo quería pensar que se me escapaba el pipi, pero tan poco consciente no era de haber perdido la sensación de los esfínteres...

A las 20h entraba en urgencias para ir a mirar si había fisurado el bolsa o no. Allí me confirman que si es agua amniótica, que he fisurado. Me cae el mundo encima, no puede ser que vuelva a repetir lo mismo que con Roc, y que si se repite todo, por nada podré hacer el tipo de parto que quiero. La comadrona me dice que si me quedo puedo tener al niño antes de las 8 de la mañana con su turno, la comadrona que me conoce y sabe qué tipo de parto quiero, me dice que no me aconseja quedarme con el equipo que hay después de ellas ya que acabaré con fórceps. En el tacto me dice que se le cabe un dedo, y que el niño al ser gordo le cuesta más bajar hacia la pelvis. Todo esto me desanima bastante... De todas formas al saber qué quiero me recomienda alta voluntaria e irme a comer una pizza con mucho orégano. Hago caso. No quiero volver a pasar por el parto de Roc, de ingresar y no poder moverme de la habitación hasta ponerme de parto... y si no acabar con una inducción.

Al salir del hospital decidimos ir a cenar como teníamos planeado con unos amigos, y después dar un paseo por el puerto. Mi cabeza quería estar tranquila para crear oxitocina y ponerme de parto sola. Aquí contacto con Paula del curso de hipnoparto, ella me tranquiliza por el tema de la infección por fisura de bolsa, me dice que las primeras 24h tengo un 0,5% de probabilidades, lo recuerdo del curso, ya llevo 12 horas. Me va muy bien tener unas palabras de alguien que ese momento está contigo y te confirma la decisión que has tenido. Me recuerda que no me deje hacer tactos, esto aumenta el riesgo de infección. Bien, llevo un tacto...

Desde que aprendí BRAINS en el curso, lo utilicé bastante en cada decisión. Aquí todavía podía decidir con tiempo. Después del paseo e irme a casa, quise relajarme para ver si las contracciones me sorprendían durante la noche. Me puse como todas las noches las visualizaciones del curso. Mientras me dormía hablaba a Ot que era él quien mandaba al empezar con el parto, eso había leído y aprendido. Le decía que ya estaba preparada y que teníamos que ser los dos que lo hiciéramos posible de forma natural. Pensaba en positivo y confiaba en mí y en Ot. También utilizaba aceites esenciales que previamente me había informado de que fueran seguros para el bebé y según el momento me ayudaran. Este momento antes de acostarse, usé Belive, que me ayudaba a confiar y creer en mí, Lavanda para potenciar la oxitocina y aumentar contracciones, e Incenso con naranja para disminuir nervios, preocupaciones y relajarme a la vez.

 

Me quedé dormida y a las 6 de la mañana me levanté para hacer un pipi, desanimada de que ya fueran las 6 de la mañana casi a hacer 24h de bolsa fisurada y sin señales de parto. Todo lo que notaba era las Braxton Hicks que llevaba semanas notando. Al sentarme a hacer pipi, noté como si en la barriga se me rompiera un globo de agua, seguidamente me caía agua a chorro en el wc. Se me pusieron los ojos como platos, Hostia!!! Eso sí que es romper el bolso. Me puse nerviosa (mi cabeza decía CALMA que sino gana la adrenalina en la oxitocina) y fui hacia la cocina a hacer mi ritual diario de pastilla y desayuno, pero de nuevo en la cocina “plassss” más agua que me salía, resbalaba yendo a bucar la fregona.

Las Braxton seguían, no me parecía diferente. Desperté a Chiris gritando: He roto aguas, llévame una toalla que resbalo!!!! Cuando me lo llevó le dije: ahora sí, será hoy, lo estoy consiguiendo yo sola! Qué bien haber vuelto a casa y relajarme. Seguí hasta las 8 perdiendo agua y notando más seguidas las contracciones, las calculaba y parecía que cada vez eran más regulares, pero súper portables. Roc se despertó, vino al comedor donde yo estaba sobre el balón haciendo ejercicios de pelvis y con la fregona para ir limpiando el follón que seguía. Él me miraba y hablaba, durante la contracción respetaba el momento sin preguntar nada, parecía saber lo que tenía que hacer. Llamamos a mamá y llevamos a Roc con ella sobre las 10 de la mañana, aquí ya era 3 contracciones cada 10 minutos. Llamé a la comadrona de la casa de nacimientos de Can Ruti yendo de camino, ella me preguntó si podía esperar 1h a entrar ya que estaban dando el alta a otra mujer que acababa de parir, y como bien me habían informado si estaba ocupada la única sala de partos no podría parir allí. Todo iba viento a favor, tendría la sala libre. Decidí esperar, dentro del coche cada vez notaba que quizás una hora se haría eterna. Llegamos a Can Ruti en 20min, llamé de nuevo la comadrona y nos dijo que entráramos que mientras limpiaban la sala me miraría.

La comadrona me tocó la barriga y pronosticó un niño de 3,8Kg, yo le dije que al ir al baño me había parecido que la compresa estaba un poco verde, ella miró y me dijo que eran aguas teñidas, que no podría hacer el parto allí, puesto que era uno de los criterios que también descartaban.

Pues... aquí se me detuvo las contracciones bastante, pasé de tener una constancia en ser más espaciadas al tiempo. Evidentemente no me dejé hacer ningún tacto. La comadrona de la casa de nacimientos me dijo si tenía plan B, y le dije que si que si allí no podía parir me marchaba a Sant Joan de Déu. Ella me dijo que podía mirar la sala de partos naturales del Hospital de Can Ruti. Como ya estaba allí y tenía la cabeza clara para pensar, dije que sí. Vimos al equipo de Can Ruti del hospital y visitamos la sala de partos. De nuevo utilicé BRAINS y la decisión de los dos fue plan B, que teníamos claro que SJD lo conocíamos y sería lo mejor para el niño.

 

Pues de nuevo cogimos el coche y fuimos a SJD, allí nos plantábamos sobre las 12, allí nos dijeron que tenían los boxes llenos y las salas de parto llenas, que debíamos esperar también que hubiera habitaciones libres. Yo llevaba en el bolso la maquina TENS y los aceites esenciales, para poder seguir la dilatación. Aquí tuve un cambio de plan, no podía estar en un sitio tranquilo, me hicieron esperar una hora y media a atenderme. A pesar de haber dicho que había roto aguas y estaban sucias. Yo caminaba por la sala (suerte que era grande) y de vez en cuando iba al wc como lugar más íntimo. Cerraba los ojos y recordaba cómo hacía la contracción de la forma explicada en el curso, era un dolor por un fin. Visualizaba las burbujas como ascendían, el sol como subía hacia el cielo al Alba, la flor como abría. Me ayudaba mucho pensar que esa intensidad me llevaba más cerca del parto.

Dos veces fui a recepción a decir, que se había terminado las compresas y que me sentía muy incómodo de estar así allí, y me dieron más compresas. La segunda vez fui a preguntar si quedaba mucho ya que necesitaba intimidad y dignidad. Finalmente me gritan y la comadrona me hace un tacto, aquí ya dejo hacerlo ya que me veía con bastante

trabajo de parto hecho, y quería saber en qué punto estaba. La comadrona me dice 4-5cm, y que si quiero puedo ir a la habitación a seguir el trabajo de parto y cuando me vea preparada baje a las salas de parto. Aquí le expreso que quiero parto natural. Ella me comenta que la sala de partos naturales está libre que si quiero entro ya. También le digo que prefiero no llevar vía, y me dice que ok, y que tendré que firmar un papel conforme no me ponen vía entrando con bolsa rota. Este papel nunca lo firmé. Al entrar en la sala de partos, directamente me saqué los zapatos. Miré, y no vi cintas, ni muchas cosas que hacer o ayudarme a dilatar. Pedí calor, y me llevaron una almohada por las lumbares caliente. Enseguida pedí llenar la bañera. Y así lo hicimos, entré desnuda dentro, y Chiris me iba echando el agua por la espalda a las lumbares sobre todo.

Dentro de la bañera estuve perfectamente unas 3h, ahora hacia un lado ahora hacia el otro, paliaba muchísimo el dolor, notaba en cada contracción rampas en las piernas, era muy molesto, y en la bañera no podía estirarme demasiado. Mi cabeza repetía relajaciones del curso, visualizaciones de la flor como abrirse, y sobretodo la canción de Rosana: contracciones de amor, van y vienen de ti...se te ensanchan las caderas!!! En mi cabeza se repetía a menudo. Estuvimos los dos solos, si necesitábamos algo llamábamos un timbre. Yo pensaba aquí no aparece nadie si me da para apretar tengo al niño en el agua y nadie se entera. Al cabo de un rato vino la comadrona y me dijo que tenía que salir 20min para hacer monitores y escuchar el corazón del niño. Así lo hice hacia la camilla y monitores, estaba todo bien. Y qué cambio las contracciones tumbada en la camilla, era horroroso! Tumbada tenía sensación de querer apretar pero me contenía.

Me hizo un tacto y me dijo que estaba de 8cm, me desanimé un poco, entonces le pedí un paracetamol por si me ayudaba a contener un poco el mal, se rió diciendo: ¿qué tienes dolor de cabeza? Seguidamente me ofreció una

benzodiazepina, que debía estar en vía. Me dijo que me ayudaría a relajarme y terminar de dilatar. Una vez más con BRAINS decidí que sí.

 

Seguidamente la comadrona me dijo: ¿qué quieres hacer? Volvemos a llenar bañera, quieres andar, que quieres hacer. Y le dije me quiero levantar y apretar. Entonces su comentario fue: ¿De pie? Yo sólo he hecho un parto de pie...

Aquí la verdad es que me da igual su experiencia, pero la verdad podría no haberla compartido si se trataba de que

confiara en ella... suerte que yo confiaba en mí y en que estaba en la recta final, mi cuerpo me pedía apretar. Así que de pie. El dolor... no se decir si era mucho, más intenso o qué pero quería apretar doliera o no, era el chasquido final. Grité muchísimo, necesitaba gritar a la vez que hacía bastante. La sensación era muy bestia, salvaje. Notaba cómo expulsaba la cabeza. Había oído hablar del aro de fuego, yo no lo noté. Lo que no me gustó fue la matrona ayudando a salir la cabeza y diciéndome que apretara, yo quería seguir haciendo caso a mi cuerpo de cuánto me pedía apretar. Mientras gritaba también notaba una sensación de gusto, placer. No se definió si era el orgullo de estar ya al final del proceso y ver al bebé, o que realmente había algo fisiológico que me gustaba.

Finalmente Ot nació, a las 40+5, a las 17h del 21 de Agosto, ¡con 4,4kg y 52,5cm! Uaaauuuuu, que heavy todo!! Cuando salió, la comadrona lo cogió y decidió cortar el cordón ya que lo veía flácido. Yo pedía que lo cortara en Chiris y que esperaran a que pasara la sangre pero consideraron que debía cortarse.

 

Enseguida me estiré e hicimos la piel con piel, y otra vez el instinto animal hizo que Ot buscara y se cogiera en el pecho con mucha fuerza y ​​facilidad. Poco después salió la placenta, la comadrona me comentó que por protocolo se pone oxitocina para que cicatrice bien, pero veía que no haría falta. Cuando la placenta salió, toda molestia acabó. Enseguida noté las torsiones del útero como se ponía en su sitio al tener a Ot en el pecho.

Ahora visto con perspectiva tengo la sensación de que es un bebé feliz y tranquilo, y el vínculo conmigo es súper especial, quizá por haber tenido una llegada así. Comparando con mi primer parto y el vínculo con Roc, me costó más puesto que todo fue más traumático, añadiendo también la inexperiencia.

Si tuviera un tercer parto, lo único que me gustaría cambiar, es asegurarme de que la matrona se forma en partos naturales. Y poder realizar la dilatación en un lugar tranquilo. Todo esto engloba hacerlo en casa con una persona que se dedique, pero aquí decidimos dos, y mi pareja no quiere corre el riesgo de tener que ir a un hospital o que yo o el bebé tengan ningún problema .

 

Tengo tan buen recuerdo y todo ha salido tan bien que quizás me quedo con ese recuerdo.

Muchas gracias por todo Paula!

Alba

RELATO EN CATALÁN

El part de l’Ot, 21 d’Agost del 2021.

 

Vull començar explicant que aquest embaràs l’he portat diferent, em vaig trobar bastant malament, així que no vaig estar tan activa. Vaig fer natació fins que vaig tenir molta cremor al nedar, devia ser al 8é mes que vaig parar. Aquesta vegada no vaig fer cap curs de postpart, sinó que vaig decidir preparar-me per poder entendre el part i no sentir dolor. Tenia el record que l'epidural no m’havia funcionat, i si aquesta vegada passava igual, volia saber com aconseguir portar bé el dolor. Així que vaig decidir fer el curs d’hipnopart de la Paula, i quin canvi de paradigma la meva manera de pensar. Vaig decidir fer un part natural, i tenir la informació necessària que hauria d’haver sabut en el primer part.  Considero que en els preparts que es fa el curs, no és suficient ni et fas la idea del que viuràs.

Aquella setmana de St Roc, complia les 40 setmanes, estava a l’expectativa de tota sensació diferent. Cada cosa que feia la feia conscient pensant: serà l’última vegada que faci això seguint sent 4 a la família, o estant embarassada.

 

Un matí em vaig aixecar i vaig fer l’últim bany d’estiu, on gaudia la platja solitària de mati i on feia els meus “exercicis de iaia” dins l’aigua que m’ajudaven a obrir la pelvis.

 

Durant tot l’embaràs pensava en que tindria l’Ot en lluna plena, i buscant informació aquell Agost tocava el dia 22. Tot i que a mesura que avançava l’embaràs tenia la sensació que potser s’adelantava. Aquella setmana estava fresca com una rosa, pesada pel pes i la calor, però encantada de trobar-me bé i amb la tranquil·litat que l’Ot estava bé i que vingués quan ell volgués. Cap pressa de res, tot al seu moment. La gent em mirava amb pena, per la panxa gran, la calor, i algun s’atrevia a dir: pobre, et veig i penso que malament ho estàs passant. A tots els hi responia el mateix, no pateixis per mi que estic a la glòria i de sortir sortirà. Fins i tot al metge els comentaris aquests anaven generosos, no entenc quina pressa té la gent en els embarassos dels altres. Afegir també que tant la ginecòloga com el seu personal es permetien dir-me que si estava massa grossa, que si segurament no tenia equilibri... A més de “l'empatia” a compartir els seus embarassos i parts quan no ho has preguntat. No és agradable quan t’estàs preparant mentalment pel part, de que algú t’expliqui les seves penúries, no senyors no ajuda. Sort que jo estava molt mentalitzada i no era el primer. Així que l’escolta era per cortesia, m’importava un pito. M’envaig de tema. El divendres 20 d’agost, a les 40+4, em va semblar fissurar la bossa, en el meu cap només em venien records del part den Roc, tornaré a repetir el mateix, acabaré induïda i amb fòrceps, no em se posar de part sola, no vull que m’ingressin i em posin la via amb antibiòtic i acabi igual, per què em passa això?

Vaig demanar a la meva ginecòloga de la mútua que em mirés si podia ser fissura o no, i em van enviar a l’hospital que fes el part, ja que jo havia decidit no fer-lo amb ella, i així em dirien els protocols a seguir... (se’m va treure de sobre, no li interessava). Els protocols els sabia perfectament jo, sabia que si veien que era fissura de bossa se’m quedarien ingressada i amb una via posada per possible infecció.

 

Vaig tirar un altre fil, a la llevadora d’arenys del CAP, i em va atendre amb tota la seva amorositat, em va dir que per ser més precisió anés al vespre a Mataró on ella feia guàrdia de nit, i així ho vaig fer. Les pèrdues eren mínimes. Jo volia pensar que se’m escapava el pipi, però tant poc conscient no era d’haver perdut la sensació del esfínter...

 

A les 20h entrava a urgències per anar a mirar si havia fissurat la bossa o no. Allà em confirmen que si és aigua amniòtica, que he fissurat. Em cau el món a sobre, no pot ser que torni a repetir el mateix que amb en Roc, i que si es repeteix tot, per res podré fer el tipo de part que vull. La llevadora em diu que si em quedo puc tenir el nen abans de les 8 del mati amb el seu torn, la llevadora que em coneix i sap quin tipus de part vull, em diu que no m’aconsella quedar-me amb l’equip que hi ha després d’elles ja que acabaré amb fòrceps. En el tacte em diu que li cap un dit, i que el nen al ser gros li costa més baixar cap a la pelvis. Tot plegat em desanima bastant... De totes maneres al saber què vull em recomana alta voluntària i a menjar-me una pizza amb molta orenga. Faig cas. No vull tornar a passar per el part d’en Roc, de ingressar i no poder moure’m de l’habitació fins a posar-me de part... i si no acabar amb una inducció.

 

Al sortir de l’hospital decidim anar a sopar com teníem planejat amb uns amics, i després fer un passeig pel port. El meu cap volia estar tranquil per crear oxitocina i posar-me de part sola. Aquí contacto amb la Paula del curs d'hipnopart, ella em tranquil·litza pel tema de la infecció per fissura de bossa, em diu que les primeres 24h tinc un 0,5% de probabilitats, ho recordo del curs, ja en porto 12 d’hores. Em va molt bé tenir unes paraules d’algú que aquell moment està amb tu i et confirma la decisió que has tingut. Em recorda que no em deixi fer tactes, que això augmenta el risc de infecció. Bé, en porto un...

 

Crec que el BRAINS des de que em vaig quedar embarassada i vaig conèixer-ho ho feia servir bastant en cada decisió.

Aquí encara podia decidir amb temps. Després del passeig i anar cap a casa, vaig voler relaxar-me per a veure si les contraccions em sorprenien durant la nit. Em vaig posar com cada nit les visualitzacions del curs. Mentre m’adormia parlava a l’Ot que era ell qui manava en començar amb el part, això havia llegit i aprés. Li deia que ja estava preparada i que havíem de ser els dos que ho féssim possible d’una manera natural. Pensava en positiu i confiava en mi i l’Ot. També utilitzava olis essencials que prèviament m’havia informat que fossin segurs pel bebè i segons el moment m’ajudessin. Aquest moment abans d’anar a dormir, vaig fer servir Belive, que m’ajudava a confiar i creure en mi, Lavanda per potenciar l’oxitocina i augmentar contraccions, i Incens amb taronja per disminuir nervis, preocupacions i relaxar-me alhora.

 

Em vaig quedar dormida i a les 6 del mati vaig aixecar-me per fer un pipi, desanimada de que ja fossin les 6 del mati casi a fer 24h de bossa fissurada i sense senyals de part. Tot el que notava era les Braxton Hicks que portava setmanes notant. Al sentar-me a fer pipi, vaig notar com si dins la panxa se’m trenqués un globus d’aigua, seguidament em queia aigua a raig dins el wc. Se’m van posar els ulls com plats, Hostia!!! Això si que és trencar la bossa. Em vaig posar nerviosa (el meu cap deia CALMA que sinó guanya l’adrenalina a l’oxitocina) i vaig anar cap a la cuina a fer el meu ritual diari de pastilla i esmorzar, però un altre cop a la cuina “plassss” més aigua que em sortia, relliscava anant a bucar la fregona.

 

Les Braxton seguien, no em semblava que fos diferent. Vaig despertar en Chiris cridant: He trencat aigües, porta’m una tovallola que rellisco!!!! Quan m’ho va portar li vaig dir: ara si que sí, serà avui, ho estic aconseguint jo sola. Que bé haver tornat a casa i relaxar-me. Vaig seguir fins les 8 perdent aigua i notant més seguides les contraccions, les calculava i semblava que cada vegada eren més regulars, però súper portables. En Roc es va despertar, va venir al menjador on jo estava sobre la pilota fent exercicis de pelvis i amb la fregona per anar netejant el merder que seguia. Ell em mirava i parlava, durant la contracció respectava el moment sense preguntar res, semblava que sabia el que havia de fer. Vam trucar me mare i vam portar en Roc amb ella cap a les 10 del mati, aquí ja era 3 contraccions cada 10 minuts. Vaig trucar la comadrona de la casa de naixements de Can Ruti anant de camí, ella em va demanar si podia esperar 1h a entrar ja que estaven donant l’alta a una altre dona que acabava de parir, i com bé m’havien informat si estava ocupada la única sala de parts no podria parir allà.

 

Tot anava vent a favor, tindria la sala lliure. Vaig decidir esperar, dins el cotxe cada vegada notava que potser una hora sem faria eterna. Vam arribar a Can Ruti amb 20min, vaig trucar de nou la comadrona i ens va dir que entréssim que mentre netejaven la sala em miraria.

La comadrona em va tocar la panxa i va pronosticar un nen de 3,8Kg, jo li vaig dir que a l'anar al bany m’havia semblat que la compresa estava una mica verda, ella va mirar i em va dir que eren aigües tenyides, que no podria fer el part allà, ja que era un dels criteris que també descartaven.

Doncs... aquí se’m va parar les contraccions bastant, vaig passar de tenir una constància a ser més espaiades al temps. Evidentment no em vaig deixar fer cap tacte. La comadrona de la casa de naixements em va dir si tenia plan B, i li vaig dir que si que si allà no podia parir marxava a SJD. Ella em va dir que podia mirar la sala de parts naturals de l’Hospital

de Can Ruti. Com que ja estava allà i tenia el cap clar per pensar, vaig dir que si. Vam veure l'equip de Can Ruti de l’hospital i vam visitar la sala de parts. Un altre cop vaig utilitzar BRAINS i la decisió dels dos va ser plan B, que teníem clar que SJD ho coneixíem i sería el millor pel nen.

 

Doncs de nou vam agafar el cotxe i vam anar a SJD allà ens plantàvem cap a quarts de 12, allà ens van dir que tenien els boxes plens i les sales de part plenes, que havíem d’esperar també que hi haguessin habitacions lliures. Jo portava a la bossa la maquina TENS i els olis essencials, per a poder seguir la dilatació.

Aquí vaig tenir un canvi de plan, no podia estar a un lloc tranquil, em van fer esperar una hora i mitja a atendre’m. Tot i haver dit que havia trencat aigües i eren brutes. Jo caminava per la sala (sort que era gran) i de tant en tant anava al wc com a lloc més íntim. Tancava els ulls i recordava com feia la contracció explicada al curs, era un dolor per una fi.

Visualitzava les bombolles com ascendien, el sol com pujava cap al cel a l’Alba, la flor com obria. M’ajudava molt pensar que aquella intensitat em portava més aprop del part.

 

Dues vegades vaig anar a recepció a dir, que se’m havia acabat les compreses i que em sentia molt incòmode d’estar així allà, i em van donar més compreses. El segon cop vaig anar a demanar a veure si quedava molt ja que necessitava intimitat i dignitat. Finalment em criden i la llevadora em fa un tacte, aquí ja deixo fer-lo ja que em veia amb bastant

treball de part fet, i volia saber en quin punt estava. La llevadora em diu 4-5cm, i que si vull puc anar a l’habitació a seguir el treball de part i quan em veig preparada baixi a les sales de part.

 

Aquí li expresso que vull part natural. Ella em comenta que la sala de parts naturals està lliure que si vull entro ja. També li dic que prefereixo no portar via, i em diu que ok, i que hauré de firmar un paper conforme no em posen via tot i entrant amb bossa trencada. Aquest paper no el vaig firmar mai. En entrar a la sala de parts, directament em vaig treure les sabates. Vaig mirar, i no vaig veure cintes, ni gaires coses per a fer o ajudar-me a dilatar. Vaig demanar escalfor, i em van portar un coixí per les lumbars calent. Enseguida vaig demanar omplir la banyera. I així ho vam fer, vaig entrar despullada dins, i en Chiris m’anava tirant l’aigua per l’esquena a les lumbars sobretot.

Dins la banyera vaig estar perfectament unes 3h, ara cap un costat ara cap a l’altre, pal·liava moltíssim el dolor, notava en cada contracció rampes a les cames, era molt molest, i dins la banyera no em podia estirar massa.

El meu cap repetia relaxacions del curs, visualitzacions de la flor com obra, i sobretot la cançó de la Rosana: contraciones de amor, van y vienen de ti...se te ensanchan las caderas!!! Al meu cap es repetia sovint. Vam estar els dos sols, si necessitàvem alguna cosa trucàvem un timbre. Jo pensava aquí no apareix ningú si em dona per apretar tinc el nen a l’aigua i ningú s’entera. Al cap d'estona va venir la comadrona i va dir-me que havia de sortir 20min per fer monitors i escoltar el cor del nen. Així ho vaig fer cap a la camilla i monitors, estava tot bé. I quin canvi les contraccions

estirada a la camilla, era horrorós. Estirada tenia sensació de voler apretar però em contenia.

Em va fer un tacte i em va dir que estava de 8cm, em vaig desanimar una mica, llavors li vaig demanar un paracetamol per si m’ajudava a contenir una mica el mal, es va riure dient: que tens mal de cap? Seguidament em va oferir una

benzodiazepina, que havia de ser en via. Em va dir que m’ajudaría a relaxar-me i acabar de dilatar. Un cop més amb BRAINS vaig decidir que si.

 

Seguidament la comadrona em va dir: què vols fer? Tornem a omplir banyera, vols caminar, que vols fer. I li vaig dir em vull aixecar i apretar. Llavors el seu comentari va ser: De peu? Jo només he fet un part de peu...

Aquí la veritat és que m’era igual la seva experiència, però la veritat podria no haver-la compartit si es tractava de que

confiés en ella... sort que jo confiava en mi i en que estava a la recta final, el meu cos em demanava apretar. El dolor... no se dir si era molt, més intens o què però volia apretar fes mal o no, era l’espetec final. Vaig cridar moltíssim, necessitava cridar alhora que feia força. La sensació era molt bèstia, salvatge. Notava com expulsava el cap. Havia sentit parlar del aro de foc, jo no vaig notar-lo. El que no em va agradar va ser la llevadora ajudant a sortir el cap i dient-me que apretés, jo volia seguir fent cas al meu cos de quant em demanava apretar. Mentres cridava també notava una sensació de gust, plaer. No se definir si era l’orgull de estar ja al final del procés i veure el bebè, o que realment hi havia algo fisiològic que m’agradava.

Finalment l’Ot va néixer, a les 40+5, a les 17h del 21 d’Agost, amb 4,4kg i 52,5cm! Uaaauuuuu, que heavy tot!! Un

cop va sortir, la llevadora el va agafar i va decidir tallar el cordó ja que el veia flàccid. Jo demanava que el tallés en Chiris i que s’esperessin que passes la sang. Però van considerar que s’havia de tallar.

 

Enseguida em vaig estirar i vam fer el pell amb pell, i una altre vegada l’instint animal va fer que l’Ot busqués i s’agafés al pit amb molta força i facilitat. Poc després va sortir la placenta, la comadrona em va comentar que per protocol es posa oxitocina per que cicatritzi bé, però veia que no caldria. Un cop la placenta va sortir, tota molèstia va acabar. Enseguida vaig notar les torçons del úter com es posava a lloc al tenir l’Ot al pit.

 

Ara vist amb perspectiva tinc la sensació que és un bebè feliç i tranquil, i el lligam amb mi es súper especial, potser

per haver tingut una arribada així. Comparant amb l’altre part i el lligam amb en Roc, em va costar més ja que tot va ser més traumàtic, afegint també la inexperiència.

 

Si tingués un tercer part, l’únic que m’agradaria canviar, és assegurar-me que la llevadora es formada en parts naturals. I poder fer la dilatació en un lloc tranquil. Tot això engloba fer-ho a casa amb una persona que s’hi dediqui, però aquí decidim dos, i la meva parella no vol corre el​ risc d’haver d’anar a un hospital o que jo o el bebè tinguin cap problema.

 

Tinc tan bon record i tot ha sortit tan bé que potser em quedo amb aquest record.

Moltes gràcies per tot Paula

Alba