La historia de parto de Martina y su segunda hija

Parto cefálica posterior, en hospital, segundo parto, parto vaginal con epidural

Martina.jpeg

Hola Paula! Finalmente mi niña nació el 19.06, estando de 40 + 6 semanas. Me desperté a las 3:30 con una ola y la cosa fué muy rápida: empecé con las respiraciones ascendentes y visualizaciones, me mantuve serena y positiva, avisé a mi hermana (que se quedaba con mi hijo de dos años) y a las 5 llegábamos al hospital.

 

La comadrona me dijo que con lo relajada que se me veía no debía estar en parto activo, y se sorprendió al ver que estaba de 6 cm! Nos llevaron a la sala de partos naturales y todo fué muy idílico hasta que dilaté del todo y rompí aguas, concentrada con mis respiraciones, visualizaciones y mi compañero utilizando las técnicas de masajes y anclajes aprendidas.


Al entrar en pelvis, en la segunda parte del parto se paró todo. Mi bebé empezó a tener braquicardias, me empezaron a hablar de instrumentación, cesárea, nos cambiaron de sala por si se tenía que operar y empecé a tener mucho miedo, en mi primer parto pasó lo mismo! Resulta que venía en posición cefálica posterior, o sea mirando "hacia delante" y por eso tenía dificultades para bajar...


Recuerdo perfectamente cómo la adrenalina frenó lo que hasta entonces venía siendo muy armónico. Tras utilizar BRAINS y por recomendación me pusieron epidural, no se sabía si tendría que haber una cesárea de urgencia, pero por suerte podía moverme y ayudar a la pequeña en su trabajo poniéndome a cuatro patas y de lado. Al final no hubo que hacer cesárea, con ayuda de mucha respiración y muchos ánimos por parte de todo el equipo y de mi pareja, llegó Silke en perfecto estado!


Fueron 8 horas de parto, no todo lo natural como hubiera querido pero hay cosas que se escapan de nuestro control. Ha sido una experiencia muy positiva, y el resultado es tener a nuestra pequeña, nuestro gran amor!

 

Gracias al curso estaba preparada para ello!
 

GRACIAS!

Martina