El parto en calma con epidural de Estíbaliz

Parto primeriza, en hospital, vaginal, con epidural

Hola Paula, por fin te puedo mandar mi historia de parto porque esto de dar de amamantar a un bebé, resolver dudas y ser primeriza es un trabajo a jornada completa! 

 

Bueno te quería decir que tuve un parto genial, fue un parto largo pero muy bonito y estoy muy contenta. Una matrona muy buena, joven, naturista que me dio mucho cariño y me ayudó. Tenía tus audios con las relajaciones puestos durante el parto y todos los días previos al parto los escuchaba y repasaba algún módulo como el vídeo de las respiraciones, que me fueron muy útiles. Quería estar muy consciente de lo que iba a pasar y que no me viniera el miedo encima. Estar presente ese día y luchar contra el dolor. 

 

Recuerdo que te contacté en la semana 39+5 porque me dijeron que mi bebé ya era muy grande (3.7kg decía la eco) y me daba miedo esperar, me entró el pánico. Me tranquilizaste con muy buena información al respecto, y esperé hasta que mi bebé estuvo listo (40+3) y al final al nacer mi bebé pesó 3.575kg - menos de lo estimado 5 días antes! Así que tenías razón cuando decías que las ecos sólo dan estimaciones y dan errores!

Volviendo al parto, me dieron la opción de ponerme la epidural y aguanté hasta los 5cm y escuchando los audios todo el rato. Ya me dijeron que hasta que yo pudiese que aguantara y así lo hice. Las olas o contracciones eran ya seguidas, así que llamé a la comadrona no por nada pero para avisarla y me pusieron la epidural y me hizo efecto sólo en un lado. En todo momento sentía las piernas y sentía todo, así que no paraba de moverme. Practiqué muchas posturas, de lado, a cuatro patas,… Y luego cuando llegó el momento de pujos (que duraron una hora o así), me dijeron que me podían ayudar para acelerarlo o podia hacerlo más natural, que es lo que yo quería, respetar los tiempos. Estoy muy contenta que fuera así porque no tuve episiotomía ni nada y sólo 2 puntitos. En los últimos pujos me puso en varias posiciones para ayudar a que mi pelvis se abriera. 

 

Saber que todo iba a llegar a buen puerto me ayudó mucho psicológicamente, las respiraciones fuero super útiles también y entender lo que le pasa a nuestro cuerpo. El curso me hizo sentir que mi cuerpo era capaz. 

 

También hicimos pinzamiento óptimo del cordón umbilical, como yo quería. Las charlas de Crecer que haces en tu Instagram me fueron muy bien también! Recuerdo esta donde se hablaba del pinzamiento óptimo. 

 

Nada más salir el bebé me lo pusieron encima para hacer piel con piel. Estuve mucho rato con él hasta que cortaron el cordón, yo estaba pendiente de que no lo tocaran porque era muy consciente de esto. Y después me movieron a otra planta con mi bebé y mi marido claro. 

 

Además tenia miedo de estar sola por todo el tema de la pandemia pero tuve a mi marido todo el rato conmigo. Hacer este curso durante una epidemia es aun más útil!

Tu curso me ha venido fenomenal. Lo que más miedo me daba era que yo entrase en pánico y quería disfrutar del momento y no bloquearme porque soy una persona nerviosa y no sabes nunca cómo vas a reaccionar. La comadrona además encantadora. Estuve con los auriculares hasta el momento que pude.

 

Gracias por todo, me alegro mucho de haberte conocido y espero volver a estar en contacto si voy a por otro bebé.

Estíbaliz.